Foto Banner

Está usted en: Municipio, Arquitectura, Tipos de Vivienda

Domingo 25 de Agosto de 2019
 

TIPOS DE VIVIENDA

 

Casa Señorial La Hacienda o Casa Señorial de campo, se manifiesta como el signo indiscutible del dominio de las clases poderosas en el medio rural. En este sentido, se ubica en la parcela más visible y dominante de la propiedad, distribuyéndose a su alrededor las zonas de cultivo. Suele presentar planta rectangular, aunque en ocasiones las hay en "L". Físicamente, se divide en dos partes bien diferenciadas, dependiendo de su función. La primera es la zona habitable o planta noble, situada en el segundo piso, donde el señor y su familia pasaban el verano o largas temporadas en sus posesiones rurales. La segunda está dedicada a las labores cotidianas propias de la hacienda, ubicada en la planta baja, albergando almacenes, lagares, bodegas, cuartos para los aperos, cocheras, etc. A su alrededor, se sitúan más dependencias exentas y las casas de habitación de los trabajadores e incluso alguna ermita.

La hacienda rural no llega a tener la sofisticación de las casas solariegas de ciudad, pero el afán clasista de sus dueños, hace que esté fabricada con abundancia de materiales prohibitivos para el campesino, como madera, teja y cal, así como por la presencia de elementos constructivos y ornamentalmente exclusivos.

Algunos elementos arquitectónicos y decorativos propios de la casa señorial campestre pueden ser:

  • BALCONES. Son generalmente abiertos y con antepecho de balaustres torneados, pies derechos y tejado, que en algunos casos pueden apoyar en jabalcones. De época más reciente, son los balcones cerrados y acristalados.
  • ESGRAFIADOS. Consisten en una técnica decorativa (de origen hispano-musulmán), que trabaja sobre una superficie enlucida, levantando su primera capa de acuerdo con un dibujo previo. Los motivos ornamentales, de ritmo geométrico repetitivo, suelen formar bandas que encuadran los parámetros: estrellas inscritas en círculos, rombos, ajedrezados...Con frecuencia se representan fingidas sillerías-almohadillas , con el fin de dar un aspecto noble a las perdes y especialmente a las esquinas.
  • PORTADAS ALMENADAS. Otros elementos arquitectónicos propios de las haciendas y casas de campo son los muros y puertas almenadas. Es frecuente la portada almenada con triple almena y una cruz en su centro, principalmente en las tres islas mayores. De origen hispano-musulmán, la almena só lo podía ser utilizada por las clases privilegiadas: La Iglesia y la Nobleza.
  • MIRADORES. De origen hispano-musulmán, los miradores serv& iacute;an de atalayas desde los cuáles se disfrutaba de una agradable vista sobre jardines y la naturaleza circundante. Suelen ser de planta cuadrada y volumen cúbico, cubierto con tejado en punta de diamante. Los más altos se levantan sobre torreones. Se colocan generalmente en la parte trasera de las vivendas, sobre el patio.
  • ORATORIO. El privilegio de poseer oratorio particular, era concedido por la santa sede o el nuncio apostólico, en su nombre, en razó n de enfermedad y nobleza. Pueden ser de tipo doméstico, formado por un armario empotrado en la pared con puedtas (que contiene el altar donde oficia el sacerdote), situado en el sal& oacute;n principal de la casa.
  • JARDINES . En algunas de estas casas de campo, el jardín adquiere una importancia singular, especialmente en las quintas y haciendas suburbanas. En estos casos, se adornan con estatuas, fuentes, canales, grutas artificiales, paseos empedrados, kioscos, pabellones y cenadores, para retirarse a disfrutar de la naturaleza.

El conjunto mas importante de haciendas y casas de campo de la isla de La Palma (si exceptuamos los de Argual y Tazacorte), se encuentra en Las Breñas. En el siglo XVIII, Viera y Clavijo describí a a Breña Alta como paraje alegre, lugar de los mejores de la isla, donde pasaban el verano muchas familias de la ciudad que all& iacute; tenían sus haciendas. Es Buenavista de Arriba, como se& ntilde;ala el autor, donde se concentran el mayor número de haciendas y casas de campo, gran parte de ellas situadas a la vera del antiguo camino real de La Banda.

 
CASAS CAMPESINAS O TERRERAS

Foto Casa Terrera La denominación de "casa terrera" no es sino una castellanización del portugués " casa terreira". Una variante de casa terrera campesina propia de la isla de La Palma es la que presenta varias habitaciones alineadas a todo el ancho de la fachada. Según Pérez Vidal, este tipo de casas se relacionan con otras de la mitad sur de la península y las islas de Madeira y Faial, en Las Azores.

La armadura del tejado está compuesta por vigas de tea, llamadas tiseras, que van afianzadas sobre cuatro frechales hasta la cumbrera. Los frechales (otra palabra de origen portugués) son las vigas horizontales que descansan sobre los muros sobre los cuáles va afianzada la armadura. La construcción dispersa, contraria a la de Andaluc& iacute;a, escasea, permitieron el desarrollo del tejado en punta de diamante, es decir, "a cuatro aguas", (el m& aacute;s bello y costoso de todos), y el de dos vertientes, con el caballete paralelo a la fachada y dos pequeños faldones en los extremos. Estas cubiertas a cuatro aguas no se hallan en los pueblos andaluces, sino muy raramente en las montañas del norte de Granada y de Jaén. En cambio, abundan en Portugal, Galicia y cerca de Canarias, en las Islas Azores y Madeira.

Foto Casas Terreras El cuerpo central sirve de comedor y sala, y las habitaciones laterales, de dormitorios. La ventana de la sala es la típica de la arquitectura tradicional de las islas, la ventana de asiento, que ofrece dos poyos o asientos fijos de mampostería, cubiertos de un grueso tabl& oacute;n de tea. El mobiliario es muy sencillo: alacenas empotradas, arcones o cajas de madera de tea, que servían tanto para guardar cosas, como para sentarse, taburetes y sillas, mesas... Las cajas de indias también fueron muy comunes en estas casas de campo en los siglos XVII y XVIII, traídas por los emigrantes que retornaba de América.

El elemento más característico de estas casas es el patio frontero que se desarrolla a todo lo largo de la casa, llamado en La Palma & quot;terrero", como en la isla de Madeira, donde reciben el nombre de "terreiro da Porta". Es de tierra apisonada y en las casas más ricas está empedrado con lajas o cantos rodados.

La cocinas suelen hallarse separadas de la casa, en una construcción ajena, pero no aislada. Las molestias del hubo deben de haber constituido la principal causa de este alejamiento. Su construcción es generalmente bastante descuidada: paredes de piedra seca o mal revestidas de algamasa, techumbre de teja vana, y piso de tierra apisonada o bosta. Estas cocinas carecen de chimenea, de modo que el humo escapa por la puerta y por el hueco de tres tejas levantadas en forma de pirámide. Cuando existe horno, éste se sitúa en la pared del fondo de la cocina.

Valid HTML 4.01 Transitional - ¡CSS Válido! - Icono de conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el
                             Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
(c) 2019 Ayuntamiento de Breña Alta (c./ Blas Pérez González, 1 - 38710 - Breña Alta - (S/C de Tenerife )Tlfn: 922-437-009. Fax: 922-437-597).
Política de Protección de Datos  -  Política de Cookies  -  Aviso Legal

AVISO:

Este sitio web usa cookies de terceros para facilitar la navegación. Continuando la navegación, cerrando este banner, recorriendo la página o seleccionando una parte de ésta, aprueba el uso de Cookies. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Pulse el botón ACEPTO para confirmar que has leído y aceptado la información presentada. Puede obtener en el siguiente enlace MAS INFORMACION.