Esta web utiliza cookies para fines estadísticos. Si continuas navegando estás aceptándola
Aviso
Foto Banner

Está usted en: Municipio, Historia, Vida Política

Miércoles 26 de Septiembre de 2018
 

VIDA POLÍTICA

 

Foto Antigua El pueblo celebró la revolución de 1868. Pero la vuelta a la normalidad, es decir, al sistema político basado en las clientelas y el caciquismo, que se produjo de inmediato, y su mejor expresión fue el largo mandato (de 1908 a 1920) del alcalde José M. Rodríguez Fernández, vinculado a los políticos de la capital, especialmente a Francisco Abreu García, el llamado "médico de los pobres", jefe de las filas del Partido Liberal. Se trató de un marco de acción política que, sin embargo, logró avances importantes en términos de bienestar relativo.

La mejora de las comunicaciones fue uno de los temas más tratados y su testimonio quedó reflejado en el alpendre o venta rural con pórtico de madera, situada a la vera de los antiguos caminos reales de "La Cuesta" y "Buenavista", que comunicaban Santa Cruza de La Palma con el Valle de Aridane y Breña Alta. El alcalde Antonio Afonso Álvarez, cesado por la Dictadura de Primo de Rivera, realizó obras de mejora en la red de abastecimiento de aguas de los manantiales de Aduares, Melchora y Aguacencio. Las obras de infraestructura urbana continuaron durante la Segunda República, coincidiendo con la emergencia de nuevas fuerzas sociales y políticas y con un mayor nivel de conciencia social y cultural.

Foto Antigua La Guerra Civil interrumpió este proceso modernizador y provocó una fuerte represión física e ideológica, cuyo alcance aún se desconoce. La lucha por la subsistencia obligó a explotar todos los recursos disponibles. Las cementeras ampliaron su espacio y la tradicional artesanía de bordados y calados, junto con la cestería de palma, de colmo (paja de centeno), dieron empleo a las unidades familiares campesinas, que buscaron la fortuna precisa para colocar a sus hijos en Venezuela.

La construcción del Aeropuerto de Buenavista en 1955 alivió el paro, pero la miseria rural quedó al descubierto con el aluvión de 1957, que ocasionó 22 muertos. La reconstrucción contó con la solidaridad de todos los canarios de las islas y la migración, y con la ayuda oficial, gracias a la gestión del paisano Blas Pérez González, ministro de Gobernación.

A partir de la década de 1960, la situación social y económica inició un nuevo proceso modernizador, sustentado inicialmente en las remesas enviadas de Venezuela y luego en el desarrollo de una economía vinculada al sector servicios. Este hecho ha determinado la modificación de los límites municipales a favor de la capital insular.

Valid HTML 4.01 Transitional - ¡CSS Válido! - Icono de conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el
                             Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
(c) 2018 Ayuntamiento de Breña Alta (c./ Blas Pérez González, 1 - 38710 - Breña Alta - (S/C de Tenerife) Tlfn: 922-437-009. Fax: 922-437-597). -  Aviso Legal